Siguiendo mi pasión por el mundo marino, desde siempre me han fascinado los caracoles y conchas.  Sus colores y formas tan perfectos sólo pueden atribuirse a la madre naturaleza. En algún momento del año 2013 fue cuando empecé a investigar cómo hacer mis propios accesorios utilizando caracoles y resina. Así fue como inicié aprendiendo este arte de la joyería, trabajando con caracoles que he recogido a lo largo de mi vida y creando mis propios accesorios que más adelante fui perfeccionando.   Poder crear composiciones con elementos marinos y verlos dentro de la resina empezó a convertirse en una pequeña obsesión. 

 

Luego tuve la oportunidad de aprender otras técnicas, además de la resina. Tomé cursos de orfebrería y alambrismo y es cuando empecé a usar diferentes técnicas en cada pieza.  Sin embargo, la técnica de resina continúa siendo mi favorita.  Al principio creaba piezas para familiares y amigas pero luego empecé a asistir a ferias y mercados de pulgas en donde podía vender más cada vez y fue donde empecé a ver una oportunidad de crear mi propio negocio.  Mi inspiración siempre ha sido el mar, los seres que habitan en él y por su puesto las sirenas.  El misticismo de las sirenas es algo que siempre me ha intrigado, desde pequeña. Verlas como protectoras del océano es lo que me inspira a hacer piezas para personas que comparten mi misma pasión.  

Universo Liz Sirena